La Navidad ya está aquí y, con ella, la cuestión que año tras año nos asalta por estas fechas: ¿Qué regalos compramos a nuestros familiares, amigos o parejas? Para no caer en la corbata, el perfume o demás regalos tan recurrentes que ya dan hasta un poco de tirria, podemos acudir a cinco ideas básicas con las que casi seguro triunfaremos.

Un regalo para los sentidos

En ocasiones, los mejores regalos no son únicamente objetos y bienes materiales, sino experiencias. Y una experiencia es sin duda disfrutar de una gran variedad de productos de gran calidad: una copa de vino, un jamón, un buen queso, dulces, gin-tonics… Un sinfín de opciones para que el regalo lo reciban los sentidos: el gusto, el tacto, el olfato y hasta la vista. La mejor forma de juntarlo todo en un mismo regalo puede ser recurrir a una cesta de Navidad, para lo que no es necesario hacer grandes desembolsos. En Sadival hay lotes de vinos que no llegan a 7 euros, cestas de Navidad a partir de 9’95 y lotes gourmet desde algo menos de 12 euros.

Tecnología

Los regalos tecnológicos son un recurso de lo más socorrido ante la falta de ideas. Y en estos tiempos, especialmente entre los receptores de regalos más jóvenes, son casi una garantía de éxito. Desde el último videojuego para quien guste de las consolas hasta un smartphone, una tablet o cualquier otro dispositivo, lo tecnológico es algo recurrente y habitualmente útil. El único problema: la próxima Navidad ya habrá un nuevo modelo. Sea de lo que sea.

Manualidad

Ir a comprar algo de ropa o algo tecnológico está muy bien, pero en ocasiones puede resultar algo frío y enlatado si no se conocen necesidades concretas. Contra este mal, los regalos hechos a mano son siempre una señal de proximidad: un collage con las fotos más bonitas junto a esa persona, una pequeña figura de algo simbólico o representativo de la relación, una bufanda después del curso de punto de cruz… Pequeños objetos que al poco tiempo tendrán más valor sentimental que económico. Y que, además, supondrán un ahorro en los no pocos gastos que vienen por Navidad.

Artesanal

Lo artesanal está de moda. Y, como el mercado lo sabe, ofrece innumerables productos para culminar esas necesidades. Kits para hacernos cerveza artesanal en casa, un set de iniciación para baristas aficionados que quieran disfrutar de un café casero… La mezcla perfecta entre la sofisticación de los productos gourmet con la moda de lo hecho a mano y en casa. Un regalo original para entretenerse en la preparación y disfrutar de la ejecución en compañía.

Juego de mesa

Podría parecer un regalo anticuado, pero lo cierto es que nunca pasa de moda. Los juegos de mesa siguen manteniendo a un público fiel en plena era de internet y videojuegos. No solo los clásicos como el Monopoly, el Trivial o el Hotel, sino infinidad de formatos nuevos, que han logrado abrirse paso entre toda una maraña de ocio tecnológico para darse a conocer con herramientas de toda la vida, pero ideas nuevas.