Nuevo catálogo de Sadival

Así es el nuevo catálogo de Sadival para la Navidad 2018

El verano va llegando a su fin. El atardecer se adelanta unos minutos cada día, las noches ya no son tan calurosas y la ciudad vuelve a coger ritmo de cara al final de las vacaciones. Con la vuelta al cole, la playa convertida en un recuerdo y la transición en el armario de los bañadores y las chanclas a las camisas y los pantalones largos, la mentalidad va adaptándose al próximo cambio de estación y enfilando la cuenta atrás hasta el final del año y las fechas más mágicas del año. Arranca la época Sadival. Y, por ello, queremos presentaros el nuevo catálogo de Sadival para la campaña navideña 2018.

[¿Quieres ver el nuevo catálogo de Navidad de Sadival? Haz clic aquí]

Esta nueva selección, que ayudará a que muchos hogares puedan celebrar estas señaladas fechas con los mejores productos, es el resultado de un largo y meticuloso proceso de búsqueda y selección. Un proceso que ha llevado a Sadival a ir al detalle hasta encontrar cada uno de los productos destacados, por cada categoría, buscando ofrecer la mejor relación entre calidad y precio. Vinos, chocolates, productos gourmet, jamones o dulces con los más altos estándares de calidad, unidos en una selección complementaria y deliciosa.

El nuevo catálogo de Sadival está distribuido en distintas categorías. De cara a esta nueva campaña, nuestros clientes podrán disfrutar de lotes con los mejores vinos (incluso en formato Magnum, de un litro y medio); arreglos con los chocolates más selectos y su perfecto maridaje; selecciones gourmet con todo lo necesario para un exquisito e ibérico aperitivo; cajas y lotes jamoneros con deliciosas patas y complementos y, para aquellos que no quieran renunciar a nada, cestas, baúles y lotes con todo tipo de productos para cualquier gusto o preferencia.

[Descarga aquí el nuevo catálogo de Sadival para la Navidad 2018]

Todo ello, con distintas opciones de embalajes para que los productos puedan presentarse en un envoltorio que les haga justicia: desde aquellos con motivos más navideños y ornamentados hasta opciones en formato jamonero o maletín, con distintos estilos y adornos, pero con un carácter elegante y atemporal idóneo para la etapa navideña.

Embutidos ibéricos, turrones alicantinos, vinos y cavas con denominación de origen, dulces tradicionales, licores, jamones, quesos y un sinfín de delicias llegarán de la mano del nuevo catálogo de Sadival a las mesas y hogares españoles la próxima Navidad.

Además, cada compra de nuestro nuevo catálogo de Sadival es una pequeña participación en el gran sorteo navideño de Lotería Nacional del 22 de diciembre: si el número 84293 resulta ganador en esa fecha, el pedido realizado será gratis. Una forma de alimentar la ilusión por la Navidad y por las tradiciones de esta época, de las que sin duda el Gordo de la lotería forma parte.

La cuenta atrás ha empezado. Es el momento de cambiar el chip de sombrilla y toalla en la arena por el de la vuelta a la rutina y a la ilusión de regalar. Un cambio que, aunque deje atrás el periodo tradicional de vacaciones, sirve para volver a la carga con las baterías llenas y a poner el foco en la magia de esta época, la unión con nuestros seres queridos en torno a una mesa y el brindis por todo lo conseguido y todo lo que está por llegar.


La ilusión de regalar

Tendencias en regalos: ¿Qué nos encontraremos bajo el árbol la próxima Navidad?

El acto de regalar es prácticamente atemporal: hacemos llegar a otra persona no solo un objeto con el que queremos sorprenderle, premiarle o darle las gracias, sino un pedazo de nosotros mismos en el que depositamos aprecio, alegría e ilusión. Pese a que este gesto altruista existe desde tiempos inmemoriales, y que la esencia del mismo se mantiene inalterada con el paso del tiempo, existen ciertas tendencias en regalos a las que podemos prestar atención para momentos en los que tengamos dudas sobre lo que regalar, se nos acaben las ideas o el tiempo juegue en nuestra contra.

En Sadival, como expertos en regalos, nuestra máxima prioridad es recuperar la ilusión de regalar. Volver a esa fase de fijarse en cada detalle, de andar con los ojos y los oídos bien abiertos cuando estemos cerca de las personas a las que queremos dar un regalo para calibrar qué puede sorprenderles más, por dónde su ilusión aumentará y de qué manera conseguir reforzar nuestros vínculos por medio de un regalo. Estas son algunas de las tendencias en regalos que tenemos que tener en mente.

Personalización máxima

Las soluciones enlatadas tuvieron su momento. Eso de quedarnos sin ideas y regalar una fragancia, una corbata o un reloj puede que siga funcionando en algunos casos, pero ya debería formar parte del pasado. Un regalo es un mensaje, por lo que debemos hacerlo lo más personal posible: artículos que no solo sean del gusto exacto de quien los recibe, sino incluso personalizados, customizados e identificados como suyos. La personalización de un regalo es la máxima expresión de cuidado de los detalles.

Gourmet

Hacer un regalo gourmet está de moda. No solo por el auge de la gastronomía como parte indispensable del ocio y hasta el espectáculo de las familias, sino por el hecho de que un regalo gourmet es, literalmente, un regalo para los sentidos: el profundo aroma de un buen vino, el inigualable tacto del jamón de primera calidad o el potente sabor de un gran queso son experiencias, y regalar una experiencia no solo es una tendencia a tener en cuenta, sino algo que se queda grabado en la memoria del receptor. Y, si no conseguimos decidirnos por un solo producto, juntarlos todos en una cesta navideña puede ser la mejor opción.

Más allá de lo material

Cada vez es más habitual que un regalo no sea estrictamente algo material. No solo los detalles personalizados o los productos gourmet nos sirven, sino pensar más allá, en la experiencia pura y dura: unos billetes de avión con los que salir a descubrir el destino soñado, un salto en paracaídas o un fin de semana relajante con masaje y spa son algunas de las infinitas ideas a las que podemos recurrir.

Tecnología

Las tendencias en regalos nos empujan a ello, pero también los deseos y caprichos de muchos de los receptores lo piden a gritos: tecnología. Una tablet con la que ver películas, leer libros o navegar por internet; el último teléfono móvil para hacer las mejores fotos; un innovador altavoz inteligente… El mercado nos ofrece infinitas posibilidades con las que satisfacer las necesidades más recónditas.

Salud

Cada vez es más habitual, y lo es por algo. Muchas personas apuestan por, cuando llega el momento de hacer un buen regalo a un ser querido, poner salud bajo el árbol: un bono de tratamientos de bienestar o una cita con un especialista para cuidar ese dolor arrastrado al que no se le había hecho caso todavía, por poner solo dos ejemplos, pueden ser un gran regalo para muchas personas.

En Sadival apostamos por recuperar la ilusión de regalar. Porque lo importante no es que un paquete envuelto en un papel brillante cambie de manos, sino todo lo que conlleva: las miradas cómplices, los mensajes de agradecimiento, la ilusión de la preparación y la felicidad al abrir el paquete.


Cestas de Navidad Sadival con productos gourmet

Sadival: seguimos trabajando para ti todo el año

No es Navidad todo el año. Lo sabemos. Pero eso no quita que en Sadival sí estemos los 365 días del año trabajando para ti. Cuando terminan las fiestas no termina nuestro trabajo: comienza el proceso de búsqueda de los mejores productos gourmet, la preparación de las cestas de mayor calidad y el cultivo de una ilusión que, aunque se viva más intensamente durante solo unas pocas semanas, merece ser alimentada poco a poco.

Por ello, en Sadival no estamos ni en el comienzo ni en el final. Estamos en un proceso constante de prueba y error, de localizar a quienes pueden suministrarnos los productos, dulces, salados, bebidas y detalles con los que recuperar la ilusión de regalar.

Porque, aunque en los tiempos actuales lo pueda parecer, regalar no implica envolver en papel brillante la última novedad tecnológica. Los mejores vinos, los jamones más sabrosos o los quesos de la máxima calidad son sinónimo de felicidad, de reuniones familiares y de sonrisas. Y no hay obsequio que pueda compararse al de pasar un tiempo de calidad junto a nuestros seres queridos alrededor de una mesa común llena de lo que más nos une.

Día a día buscamos los turrones más dulces y deliciosos, los quesos más puros y sabrosos, los jamones con el punto exacto de curación y sabor, los embutidos con el mejor corte y los vinos y cavas perfectos para brindar con alegría.

Poco a poco, damos forma a una campaña que pronto se traducirá en cestas y lotes en casas. En mesas llenas de productos que llevan felicidad a cada hogar en el que entran, de productos gourmet con los que disfrutar de unas fechas de gran carga simbólica y afectiva y, por supuesto, de excusas con las que reunirnos junto a las personas que realmente importan.

Seguimos trabajando para ti.


Ideas para una decoración de Nochevieja perfecta

Se acaba 2017 y los amantes de la procrastinación todavía no saben muy bien qué será de sus vidas cuando las campanas nos inviten a tomarnos las uvas a su son. Todavía hay cierto margen para ir a tiendas de hogar a comprar todo lo necesario para celebrar un fin de año en casa y encontrar la decoración de Nochevieja perfecta. Para ser un anfitrión de 10 cada pequeño detalle cuenta, así que en Sadival te damos distintas líneas de ideas por si no tienes claro hacia dónde tirar.

Decoración de Nochevieja minimalista

A veces, la mejor decisión es la sencillez. Elegir una línea minimalista puede ayudar a evitar agobios: mesas poco sobrecargadas, color blanco como elemento central y, alrededor, los elementos justos y prácticos que necesitemos, sin recursos estéticos innecesarios.

Servilletas de tela, platos libres de ornamentos y, en medio, nada que no haga falta. La decoración minimalista puede ayudarnos a conseguir una mesa más elegante y a calentarnos menos la cabeza: doble beneficio. Por supuesto, no hay que confundir minimalismo con falta de decoración: aunque la línea divisoria sea muy delgada, ser minimal no significa que nuestra mesa (o nuestra casa) deba ser un solar.

Para conseguirlo, podemos recurrir a ciertas ayudas. El blanco, así como otros colores claros, es ideal para que haya una menor sensación de sobrecarga. Velas y candelabros bajos ayudarán a iluminar sin necesidad de tener grandes y excesivas lámparas, una cristalería de vidrio transparente y fino será ideal para dar espacio a la mesa y escoger uno o dos elementos decorativos que aporten un toque de color sin saturar la mesa.

El fin de año más verde y natural

Para ambientes quizá algo más informales, el estilo verde y natural puede ser perfecto. Se trata de conseguir una decoración de Nochevieja llena de vida y color, en la que el aire salvaje se apodere de la mesa y que dé a los comensales una alegría que llegue hasta las uvas y se alargue hasta que el cuerpo aguante.

Para un fin de año selvático, no puede faltar un centro de mesa que se apodere de todo. En tiendas de decoración y floristerías podremos encontrar de todos los tipos posibles: florales, de arbustos, mixtos o con colores más navideños, cualquiera de ellos puede aportar ese punto de frondosidad y naturaleza para despedir el 2017 en un ambiente propicio.

Por lo demás, podemos incluir mil y un complementos. Platos y servilletas con colores y estampados al hilo, recetas que aporten más color y frescura a la mesa y, por qué no, sombreros y complementos para que los propios comensales sean una parte más de la decoración de Nochevieja.

Sofisticación antes de las uvas

Muchas personas ven en la última noche del año la oportunidad perfecta para sacar sus mejores galas. Vestidos largos, trajes de chaqueta, zapatos de tacón… Un sinfín de lugares comunes que salen a la palestra cada vez que se acerca la Nochevieja y que, por supuesto, merecen una decoración a la altura.

Para que los clichés se sientan cómodos, nada como acudir a más tópicos. Una decoración de Nochevieja con el negro y el dorado como líneas a seguir en todos los frentes: cubertería, vajilla, mantelería y decoración pueden complementarse con esos dos colores como base y, por supuesto, con algunas piezas centrales.
Tiras de luces, antifaces, copas finas y ribetes dorados aportarán el punto de glamour exacto para despedir el año con sofisticación. Lo complicado será mantener la elegancia hasta el final de la noche.

Clasicismo: la decoración de Nochevieja que no pasa de moda

La mejor forma de acertar es acudiendo a lo clásico. No sorprenderemos, no inventaremos nada ni dejaremos bocas abiertas, pero nos quedaremos en un satisfactorio punto intermedio. Cogeremos un poco de cada uno de los demás estilos para crear una decoración de Nochevieja ecléctica y transversal.

La Nochevieja, al igual que la Navidad, se basa en costumbres y cosas que se repiten año tras año. Explotemos esa baza. Desempolvemos la vajilla y las copas que nos regalaron hace años y que guardamos para las mejores ocasiones, ese mantel que con tanta ilusión recibimos o la corbata que compramos en rebajas y seguía con la etiqueta colgando. El día lo merece.

Por si un vistazo al pasado no es suficiente inspiración, ahí van algunas ideas: flores frescas, centros de mesa divertidos, velas perfumadas, servilletas rojas, guirnaldas alrededor y una buena bolsa de cotillón por persona.

Bienvenida al 2018 en familia

Aquellos hogares con niños pequeños también pueden escoger una decoración de Nochevieja adecuada a sus necesidades. No necesitan impresionar a nadie ya que todo queda en familia, pero una noche especial merece salirse de lo habitual. Para que los niños comiencen a entender que la última noche del año tiene unas implicaciones distintas a todas las demás, hay mil y un formas de proceder.

Si hay niños, y hay una celebración, hay que poner globos. Son una decoración fácil y colorida que, además, permite algo básico cuando hay niños de por medio: les facilita el juego y, si se rompen, no pasa nada. Pero la decoración puede ir mucho más allá.

Platos y manteles con motivos de sus series de dibujos o videojuegos preferidos, vestimentas temáticas con disfraces y música adaptada a sus jóvenes oídos. Y, si las 12 uvas son demasiado por su falta de entrenamiento, seguro que el año empieza por todo lo alto con una docena de sus gominolas favoritas.


Cuatro ideas de menú de Navidad para sorprender a tu familia

El día de Navidad está tan cerca que ya no hay margen de maniobra. El tiempo para inventar, experimentar y probar se ha acabado, por lo que toca recurrir a alguna receta que nos venga dada y tratar de que nuestra familia dé el visto bueno. Para no acudir a lo más tradicional, pero tampoco pasarnos de la raya, en Sadival hemos preparado cuatro ideas de menú de Navidad con las que no solo salir del paso, sino sorprender a la familia y quedar como un auténtico chef.

Menú clásico

No saldrás a hombros, pero seguro que no quedas mal. Acudir a los lugares comunes a la hora de preparar un menú de Navidad siempre es un punto a favor, pues es una época en la que las costumbres y la nostalgia juegan un papel muy importante. Aquí van algunas ideas.

– Entrantes: un buen jamón, tabla de quesos, embutidos, patés, langostinos… Nada que no sepamos. Aciertos casi seguros.
– Plato principal: a elegir mar o montaña. Desde una buena mariscada con gambas, langostas y todo tipo de crustáceos hasta un cordero o un cochinillo asados. Recetas tradicionales al servicio de los cocineros en apuros.
– Postres: prepara una bandeja con turrón de yema, turrón de almendra, turrón de chocolate, polvorones, mazapanes y panettone. Si en tu familia hay alguien que no encuentre un solo postre de su agrado entre este elenco, no cambies de postres: cambia de familia.

Menú vegano
Cada vez más personas optan por retirar de su dieta todo producto de origen animal. Pese a que inicialmente puede parecer una limitación, hay infinidad de opciones para que la Navidad no pierda parte de su esencia: una mesa con mil y un platos para un banquete que solo se da una vez al año.

– Entrantes: hay millones de deliciosas formas de preparar croquetas veganas. Lánzate con los sabores que más te gusten y acompáñalas con un tartar de tomate, unos siempre efectivos nachos con guacamole o un colorido hummus de remolacha.
– Plato principal: una buena idea pueden ser las berenjenas rellenas con quinoa y otras verduras, mezclando texturas y sabores. También un risotto de setas o unos rollitos de tofu con cebolla, ajo y alcachofas harán las delicias de cualquier comensal.
– Postres: acudir a una macedonia sería demasiado fácil, y en todo un menú de Navidad hay que ponerle un poco más de magia. Unas peras al vino o una tarta de chocolate pueden ser el complemento perfecto a cualquiera de las opciones de turrón vegano que ya pueden encontrarse.

Menú saludable
Año tras año crece el movimiento de personas que tratan de que la Navidad no implique comer sin fin alimentos prohibidos en otra época del año. Para aquellas mesas navideñas en las que los comensales no quieran echar por la borda todos los meses de gimnasio que llevan a sus espaldas, también hay opciones interesantes.

– Entrantes: para que el entrenador personal y el nutricionista que viven en tu interior no se enfaden, las cremas son una buena elección. De calabaza, de champiñones o de calabacín: busca las opciones y elige la que más te guste.
– Plato principal: se puede mantener la línea sin renunciar totalmente al sabor. Para ello puede ser una buena idea recurrir a ingredientes naturales sin demasiada alteración, como una buena rodaja de salmón o emperador acompañado por verduras asadas. Sabroso y ligero a partes iguales.
– Postres: no hace falta echar un kilo de azúcar o de harina a la bandeja para que algo coja sabor. Busca las variantes con harina integral o estevia de tus postres favoritos, innova y te llevarás una sorpresa. También ingredientes como el muesli, la avena o la fruta pueden ser grandes aliados.

Menú internacional
Cada vez está más de moda poner en nuestra mesa alimentos y recetas de todas partes del mundo. Platos que nuestros padres y abuelos apenas saben que existen pero que están en todas partes cuando salimos a comer o a cenar, y que ya tenemos prácticamente interiorizados como un elemento más de nuestras dietas.

– Entrantes: nada como un bao. Deliciosos panecillos con rellenos de todo tipo, sencillos y fáciles de comer, que enamoran a comensales de todo el mundo con su aire asiático urbano. También podemos incluir Baba Ganush con un poco de pan de pita y unas piezas de sushi o unas gyozas para dar unos toques árabes y japoneses muy frescos.
– Plato principal: un mundo de opciones. Desde un solomillo Wellington que otorgue al menú de Navidad un aire británico y señorial hasta un Nasi Goreng, delicioso y ligero, que traiga un trozo de Indonesia a nuestra mesa.
– Postres: alfajores latinoamericanos, los deliciosos mandazi africanos o el típico kheer indio. Solo tres opciones entre millones de recetas y países con los que enriquecer nuestro menú navideño.

Ya no hay mucho margen para probar nuevas recetas, y elegir algo al azar puede derivar en una Navidad desastrosa ¿Con cuál de estos menús te quedas?


¿Estás sin ideas? Aquí van cinco regalos que triunfarán esta Navidad

La Navidad ya está aquí y, con ella, la cuestión que año tras año nos asalta por estas fechas: ¿Qué regalos compramos a nuestros familiares, amigos o parejas? Para no caer en la corbata, el perfume o demás regalos tan recurrentes que ya dan hasta un poco de tirria, podemos acudir a cinco ideas básicas con las que casi seguro triunfaremos.

Un regalo para los sentidos

En ocasiones, los mejores regalos no son únicamente objetos y bienes materiales, sino experiencias. Y una experiencia es sin duda disfrutar de una gran variedad de productos de gran calidad: una copa de vino, un jamón, un buen queso, dulces, gin-tonics… Un sinfín de opciones para que el regalo lo reciban los sentidos: el gusto, el tacto, el olfato y hasta la vista. La mejor forma de juntarlo todo en un mismo regalo puede ser recurrir a una cesta de Navidad, para lo que no es necesario hacer grandes desembolsos. En Sadival hay lotes de vinos que no llegan a 7 euros, cestas de Navidad a partir de 9’95 y lotes gourmet desde algo menos de 12 euros.

Tecnología

Los regalos tecnológicos son un recurso de lo más socorrido ante la falta de ideas. Y en estos tiempos, especialmente entre los receptores de regalos más jóvenes, son casi una garantía de éxito. Desde el último videojuego para quien guste de las consolas hasta un smartphone, una tablet o cualquier otro dispositivo, lo tecnológico es algo recurrente y habitualmente útil. El único problema: la próxima Navidad ya habrá un nuevo modelo. Sea de lo que sea.

Manualidad

Ir a comprar algo de ropa o algo tecnológico está muy bien, pero en ocasiones puede resultar algo frío y enlatado si no se conocen necesidades concretas. Contra este mal, los regalos hechos a mano son siempre una señal de proximidad: un collage con las fotos más bonitas junto a esa persona, una pequeña figura de algo simbólico o representativo de la relación, una bufanda después del curso de punto de cruz… Pequeños objetos que al poco tiempo tendrán más valor sentimental que económico. Y que, además, supondrán un ahorro en los no pocos gastos que vienen por Navidad.

Artesanal

Lo artesanal está de moda. Y, como el mercado lo sabe, ofrece innumerables productos para culminar esas necesidades. Kits para hacernos cerveza artesanal en casa, un set de iniciación para baristas aficionados que quieran disfrutar de un café casero… La mezcla perfecta entre la sofisticación de los productos gourmet con la moda de lo hecho a mano y en casa. Un regalo original para entretenerse en la preparación y disfrutar de la ejecución en compañía.

Juego de mesa

Podría parecer un regalo anticuado, pero lo cierto es que nunca pasa de moda. Los juegos de mesa siguen manteniendo a un público fiel en plena era de internet y videojuegos. No solo los clásicos como el Monopoly, el Trivial o el Hotel, sino infinidad de formatos nuevos, que han logrado abrirse paso entre toda una maraña de ocio tecnológico para darse a conocer con herramientas de toda la vida, pero ideas nuevas.


¿Primera Navidad con la familia en tu casa? Sobrevive con estos trucos

¡Ha llegado el momento! Esta Navidad recibirás por primera vez a tu familia para comer o cenar en casa. Quieres que todo esté impecable, impresionarlos y hacerles sentir como en casa, pero no sabes por dónde empezar. Aquí recopilamos varios trucos que seguro te ayudan a triunfar. El hándicap es que igual el próximo año te toca a ti de nuevo. ?

Un extra de limpieza: Los cristales nunca van a estar lo suficientemente limpios a los ojos de tu madre, pero hay que intentarlo. Sobre todo, focalízate en las estancias que más van a usar tus invitados, las zonas comunes y los servicios. Un par de ambientadores naturales situados estratégicamente te ayudarán.

Pregunta si hay comidas que no gustan: Para evitar los típicos momentos de tensión en los que descubres que a alguno o varios de tus invitados detestan un plato que has preparado, pregunta previamente. En función de las respuestas, puedes plantear un menú adaptado a todos los gustos. ¡Y todos contentos!

Compra todo lo necesario el día de antes: No te dejes compras de última hora pendientes. Es importante que durante el día de la celebración te dediques a revisar los últimos detalles y cocinar. Un consejo: si vas a servir platos fríos que puedas preparar el día de antes, llegarás a tiempo a todo.

No te pases con la decoración navideña: Hay quienes estrenar independencia y decorar por primera vez su casa para Navidad les activa los decoradores que llevan dentro y caen en el exceso (cuidado con el espumillón y las lucecitas). Menos es más en decoración navideña. Te recomendamos un centro de mesa atractivo con unas velas, un mantel de un solo color y que juegues con los colores de los vasos y copas. ¡Suficiente! Bueno, si te hace especial ilusión el árbol de Navidad…

Tus aliados: embutidos y postres dulces. Embutidos y postres dulces, como los de estas cestas de Navidad, son un clásico básico navideño que soluciona en parte los entrantes y la sobremesa final. Ya solo te falta pensar en un primer y segundo plato y ¡listo!

Vino y cava abundante>: Los excesos navideños son ya un must. No escatimes con las botellas ya que las comidas y cenas navideñas son largas y requieren de gran abundancia de vinos y otras opciones de bebida.

¿Hay niños?: Si entre tus invitados hay niños tendrás que preparar opciones gastronómicas para ellos. Es simple, apuesta por lo que siempre les gusta: pizza, hot dogs, pasta… ¡Te los metes en el bolsillo seguro!

¿Te sientes list@? ¡Seguro que sí! Deja tus comentarios en nuestras redes sociales.


Ideas para emplatar como un chef

No hace falta ser un cocinitas para quedar cual chef cuando recibes visitas en casa.
Con estos sencillos trucos, conseguirás emplatar como un experto. Cuando recibas en casa cómodamente tu cesta de Navidad de Sadival, sigue estos fáciles consejos y tus bandejas serán las estrellas de la velada. Además, ¿sabes que tal y como estén dispuestos los alimentos visualmente influye en su degustación? ¡A por todas!

– Que entre por los ojos: Ya lo dice el refranero español, “la comida entra por los ojos”. Y no solo por los ojos, mientras ingerimos alimentos todos nuestros sentidos están activados. El primer contacto es el de la vista, por eso es tan importante la presentación.
– ¿Plato o bandeja?: La elección del plato es importante y depende de las cantidades de alimentos que quieras emplatar. Es esencial que esté equilibrado su tamaño y forma, con la cantidad y forma de los alimentos.
– Atención y mimo al jamón: El jamón es un alimento especial para el que tendrás que prestar más atención. Por ejemplo, la temperatura ambiente es esencial para que el jamón comience a sudar y desprenda un buen aroma. Una sola capa es suficiente e intenta que la zona de la grasa quede hacia afuera. Una forma muy atractiva de colocarlo es de forma circular. Truco: Usa un plato templado si el jamón está recién sacado de la nevera o está muy frío.
– A todo color: Una vajilla de colores claros siempre otorgará más protagonismo a los alimentos y sus colores. También puedes usar blondas blancas sobre tus platos oscuros que ofrecen muchas posibilidades de distintos dibujos.
– Al rico queso: Para el queso un truco es trocear una parte y el resto acompañarla en el mismo plato. Combinarlos con membrillo o uvas es una apuesta segura. Acompáñalos también con un surtido de panes tostados.
– Todos a la mesa: El resto de la decoración de la mesa, así como su disposición también influyen. Para un cóctel, opta por mesas altas y estrechas, bien sean circulares o rectangulares. Los elementos decorativos en su justa medida darán protagonismo a los platos.

Si te apetece, prueba estos consejos y cuéntanos a través de nuestras redes sociales cuál ha sido el resultado y si ha quedado alguna una miguita en el plato. ?


5 frases que te harán parecer un entendido en vinos

¿Quién en algún momento no ha querido saber unas nociones básicas de vinos para hacerse el entendidillo en una reunión o cita especial soltando algún término en francés o alguna característica del caldo? Pues bien, aquí reunimos 5 tips que, dichos en el momento idóneo en una degustación, te harán quedar como un somelier de primer nivel. Vamos, postureo al máximo exponente.

¡Cuidado! Antes de soltar alguna de estas frases, observa y detecta si hay algún otro ‘somelier en potencia’ entre tus acompañantes. Si es el caso, la prudencia será tu mejor amiga y te ayudará a contener la verborrea sobre la historia de las bodegas a través de los siglos que te has leído en la Wikipedia antes de ir.

1. “Tiene un color muy intenso, profundo”
Asegúrate de no abalanzarte sobre la copa una vez esté servida porque llegas con sed. Toma la copa por el fuste (sí, la parte fina y alargada de la copa), nunca por el cáliz (parte de la copa circular) ya que calentarás el vino. Observa, mueve la copa, moviendo el vino en su interior, álzala, mira al trasluz… y di: “Tiene un color muy intenso, profundo”, seguido de una mirada firme a tus interlocutores. Claro, si se trata de vino tinto. En caso de un vino blanco, puedes decir: “Tiene un amarillo ambarino muy interesante”.

2. “Qué aroma tan delicioso, me recuerda a la primavera”
No vuelques la copa sobre tu nariz como si se tratara de una cerveza con dos dedos de espuma recién tirada. Aproxima la nariz suavemente acercando la copa, cierra los ojos unos segundos y haz gala de los recuerdos que te trae ese aroma diciendo: “Es delicioso, me recuerda al olor floral de la primavera”. Esta frase nunca falla, por mucho que alguno de los allí reunidos diga que le sugiere un aroma a madera, la sutileza de estas esencias da para arriesgar un mínimo.

3. “Es largo en boca, qué maravilla”
O bien, “qué retrogusto más potente”, que no significa que sea un gusto retrógrado, si no que hace referencia al tiempo que permanece el sabor en la boca. En este caso puedes usar estas distintas opciones dependiendo de la intensidad que sientas (si la sientes, si no, no te arriesgues): “muy corto”, “corto”, “largo”, “muy largo”, “persistente”. Después de esta frase puedes levantarte de la mesa con aires de grandeza, ya habrás convencido a los otros comensales de tu sabiduría vinícola.

4. “Este vino es bouchonné”
Aunque ahora ya no se usa tanto el término bouchonné, decirlo te hará quedar como un entendido con trayectoria. Esta palabra se usa para referirse a un vino que tiene sabor u olor a corcho. Recuerda que su pronunciación es ‘buxoné’ (ahí te la juegas si lo pronuncias mal) y que puedes acompañarlo cogiendo a la vez el corcho y oliéndolo. Touché.

5. “Este vino tiene carencias, está hueco”
Lo que viene a decir esta expresión es que el vino no vale mucho y que no te gusta. Una explicación más snob es que no transmite sensaciones, está vacío, tiene carencias (no, no estamos hablando de una obra de arte, pero casi). Si en lugar de un “no me gusta ni ver”, acompañas el final de la degustación con un “este vino está hueco”, tendrás a todos en el bolsillo.

Esperamos que te animes a probar estos consejos y nos cuentes a través de nuestras redes sociales cómo te ha ido y si te has encontrado con algún rival entendidillo que te lo ha puesto difícil.


Baúl de Navidad Sadival número 80

Las grandes marcas brillan en Sadival

Si algo destaca en la composición de los lotes y cestas de Sadival, es la calidad. Como regla indiscutible, la empresa selecciona las mejores marcas del mercado para una cuidadosa elaboración que acompañará al cliente durante el disfrute de cualquier lote o cesta que haya adquirido.

Marcas estrella 

Algunas de las marcas estrella que podrás disfrutar son Cinco Jotas, Joselito, Antiu Xixona, Moët & Chandon, Cune, Chivas Regal y Brugal, a través de las cuales rozarás los límites de la excelencia.

Cinco Jotas

La elaboración de cada pieza de Jamón Cinco Jotas permite que cada una de sus piezas 100% ibéricas de bellota sean realmente únicas. Desde hace más de 130 años, la elaboración artesanal y natural se mantiene en todos sus productos, así como las experiencias y tradiciones adquiridas como fruto de la herencia generacional. La humedad y temperatura de las bodegas de Cinco Jotas se traducen en una curación lenta y natural cuyo resultado se convierte en una pieza única e irrepetible en todo el mundo.

Joselito

Desde hace más de 100 años, Joselito atesora los secretos de una tradición heredada a lo largo de cinco generaciones cuya única obsesión ha sido elaborar el mejor jamón del mundo. A día de hoy, Joselito ya es la joya gastronómica que genios y críticos gastronómicos aclaman. En Sadival, puedes encontrar tu baúl jamonero acompañado con una elaborada selección de surtidos que te acompañarán durante la experiencia gastronómica.

Antiu Xixona

Líder en la fabricación de turrón de Jijona y Alicante, Antiu Xixona elabora sus productos con ingredientes 100% naturales como las almendras, la miel, el azúcar y la clara de huevo. Además, seguro que no lo has pensado nunca pero, comer turrón Xixona es una forma sabrosa de tomar frutos secos que a menudo quedan fuera de la dieta. Además, aporta una cantidad notable de vitamina E, no aporta grasas saturadas, tiene efectos positivos sobre el sistema cardiovascular, no contiene colesterol y tiene una alta concentración de nutrientes ideal para personas con poco apetito. No es de extrañar que, con todo esto, Antiu Xixona se encuentre entre los productos estrella que componen nuestros lotes y cestas de Navidad.

Moët & Chandon

Carácter afrutado, paladar seductor y elegante madurez. El estilo de Moët & Chandon es ya uno de los más reconocidos dentro de los expertos gourmet. Bajo “el credo vinícola” de Moët, viticultores, encargados de cubas, bodegueros, enólogos y otros profesionales, trabajan unidos para que este estilo siga reconociéndose en cada sorbo y siga manteniendo su original excelencia.

Cune

Proveniente de las subzonas de la Rioja Alta y la Rioja Alavesa, Cune se ha ensalzado como uno de los productos enológicos estrella. Dentro de nuestra selección gourmet podrás encontrar este reclamado vino en dos de sus vertientes: el crianza 2013 y el verdejo.

Chivas regal

Galardonado con los premios “2015 IWSC – Oro” y “2015 The Scotch Whisky Masters – Oro”, Chivas Regal es una mezcla de diferentes whiskies escoceses de malta y grano con el mayor volumen de ventas a nivel mundial. La mezcla de los hermanos Chivas combina su estilo con sustancia y tradición, del mismo modo que queremos que disfrutes de nuestras cestas de Navidad. Sustancia y tradición: los ingredientes perfectos para las Navidades.

Brugal

El Ron añejo Brugal ya es el número uno en España y en muchos países. Madurado durante cinco años dentro de barricas de roble estadounidense, hace del Ron Brugal una bebida pura, ligera y no tan dulce con ese sabor que nunca olvidarás. Beberlo es hacer que cada día sea un poco más especial.