Aunque todavía suene lejana, las fiestas de Navidad son una celebración que se prepara durante todo el año. Lo que para muchas personas, familias y hogares únicamente significa pasar unos días de reunión y algún que otro exceso culinario implica el trabajo de cada día, durante todos los meses del año, de muchísimos profesionales que preparan los productos estrella que estas fechas tan señaladas necesitan para vivirse intensamente.

Por ello, desde Sadival trabajamos todo el año, día tras día, para elegir los mejores productos para las cestas que llegarán a cada hogar en las próximas Navidades. Las mejores cosechas, la máxima calidad y un depósito de ilusión que, en nuestro caso, está igual de cargado durante el año que cuando llegan los días grandes. Aunque las cestas de Navidad suelen seguir unos registros clásicos, hay algunos productos estrella que no pueden faltar en una buena selección.

Jamón

Si bien es muy habitual comerlo durante todo el año, es uno de esos productos que parece saber diferente en Navidad. De hecho, mejor. Una buena pieza, una pata de calidad, es prácticamente un elemento más de decoración para nuestra casa. Especialmente, para hacerle visitas furtivas cuchillo en mano cuando nadie parece darse cuenta.

Turrones

De manera equivocada, hay quien piensa en el turrón como una pastilla de chocolate de supermercado. Y no es así. El turrón es una de las mayores exquisiteces de la extensa y variada industria alimentaria española, especialmente rico en el área de Alicante. Ya sea el clásico a base de almendra, de yema, del duro o con formatos más innovadores, un turrón de calidad es sinónimo de Navidad como pocas cosas lo son.

Vinos y espumosos

Al igual que el jamón, los vinos y espumosos son productos que se consumen durante todo el año, así como determinados licores, ginebras o whiskies. Pero, durante las fechas navideñas, un brindis adquiere un significado especial. Una copa de vino, cava o champán durante la Navidad no solo es un sorbo a un buen caldo: es una celebración de la unión familiar, de los viejos amigos, de la ilusión y de las alegrías compartidas.

Embutidos e ibéricos

Embutidos e ibéricos

Otro de los grandes clásicos navideños. Hay incluso quien apenas los prueba de Navidad en Navidad. Son los tradicionales lomos, chorizos o salchichones ibéricos, perfectamente accesibles durante todo el año pero que suelen verse con más frecuencia en estas épocas, más dadas a los caprichos gastronómicos y los “por una vez no pasa nada”.

Aceite de oliva

Aceite de oliva

Es uno de los productos estrella sin discusión en la dieta mediterránea y, últimamente, también está presente en las cestas de Navidad de muchos hogares. No es preciso tener una variadísima y amplia oleoteca en casa, pero una botella de un aceite de oliva de calidad, de esas que no se encuentran en los supermercados de cada día, puede aportar un punto gourmet a cualquier cesta y despensa.

¿Qué producto estrella no podría faltar en tu cesta de Navidad ideal? ¡Cuéntanoslo!

En Sadival trabajamos durante todo el año para que, cuando lleguen las fiestas navideñas, tu única preocupación sea relajarte y disfrutar. Y ese disfrute pasa por una mesa con el mejor jamón, un gran turrón, buenos vinos, espumosos o licores, embutidos e ibéricos de primer nivel y un sinfín más de productos, como aceites, patés, quesos o dulces, que sirvan como excusa para reunirse en casa y disfrutar de la época del año que más ilusión despierta.